ARGUEDAS INSTALA 20 CAJAS NIDOS PARA MURCIELAGOS

julio 17, 2014

Logo WEB 1

ARGUEDAS FAVORECERA A SUS MURCIELAGOS PARA DISMINUIR LAS MOLESTIAS CAUSADAS POR LOS MOSQUITOS DE SUS ARROZALES

El Ayuntamiento de Arguedas instala 20 cajas nidos para aumentar la presencia de murciélagos en los arrozales de la localidad

Este es un proyecto incluido en la Agenda Local 21 de Arguedas, que se ha puesto en marcha este mismo año en la localidad 

Los agricultores arguedanos son con diferencia los que más arroz cultivan en Navarra. De las 1.500 hectáreas de arroz que se plantan en Navarra -principalmente en la Ribera y en el valle del Aragón-. -1.100 hectáreas de arrozales se encuentran en los regadíos de Arguedas y de Murillo Las Limas en Tudela-, lo que supone el 85% del total de la producción anual de Navarra.

Pero la belleza de estos paisajes del arroz, permanente inundados que contrastan con la sequedad de Bardenas Reales; y la importante riqueza económica que aportan al sector agrícola de la localidad, llevan emparejada una molestia que va aumentando según avanza el verano y las temperaturas se elevan: la presencia de una abundante y molesta población de mosquitos, que a nadie deja indiferente con sus picotazos.

“Los vecinos y vecinas de Arguedas estamos acostumbrados a los mosquitos, de hecho yo creo que a los locales nos pican menos que a los forasteros. Pero las quejas de los vecinos son muchas porque cuando la temperatura empieza a bajar al anochecer y la gente quiere salir de sus casas a tomar ‘la fresca’ aparecen los mosquitos y no se puede estar en la calle. Además la mayor abundancia de mosquitos suele coincidir con nuestras fiestas patronales y entonces solo hay un comentario. Alcalde, ¿porque no fumigamos los arrozales?”

Como método alternativo a las grandes fumigaciones, con importantes problemas ambientales y altos costes económicos derivados de tratamientos químicos sobre los cultivos, el Ayuntamiento de Arguedas ha decido ‘colaborar’ con los murciélagos locales para disminuir la abundancia de mosquitos y las molestias que estos pequeños insectos causan.

“Un pequeño murciélago como el murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus),  que es la especie más abundante en Arguedas puede llegar a comer entre 500 y 3.000 mosquitos al día” Indica Juan Tomas Alcalde el Doctor en Ciencias Biológicas que asesora al Ayuntamiento en este proyecto. “Uno de los mayores problemas que se encuentran los murciélagos para poder crecer en abundancia en Arguedas es que no existen suficientes refugios, por la escasez de árboles viejos con huecos en los sotos y arrozales”.

imkagen 001 004-2Por ello se han diseñado 5 modelos de cajas-refugio específicamente adaptadas para esta especie de murciélagos en La Ribera Navarra, que se han construido en la Fundación Ilundain-Haritz Berri. “La participación de jóvenes en situación de vulnerabilidad para favorecer su inserción laboral en trabajos como este de mejora ambiental es otro aspecto básico de este proyecto y que sin duda le da un importante valor social, complementario a sus beneficios ambientales” indica Eduardo Sanz, responsable de la Fundación Ilundain-Haritz Berri en el proyecto.

la fotoAl inicio de la primavera, en abril, se instalaron 20 de estas cajas-nido en árboles y postes del término de Arguedas, a 4-7 m de altura, en zonas de arrozales y sus alrededores, aprovechando el momento de mayor dispersión de los murciélagos. La Compañía Telefónica ha cedido al Ayuntamiento de Arguedas una antigua línea telefónica en desuso para instalar las cajas en los antiguos postes.

Previamente a la colocación de las cajas, se solicitó la correspondiente autorización al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, que autorizó la actuación.

Todas las cajas ser han marcado con un código individualizado y su situación georreferenciada por medio de GPS; y posteriormente se está realizando una revisión mensual de todas las cajas instaladas, en el período abril-octubre.IMG_0413

Así mismo se realizó una charla coloquio en la localidad con el objeto de que la población local conozca la biología de estos animales, su realidad, y su positivo efecto sobre los intereses humanos, al alimentarse de insectos que en muchas ocasiones provocan molestias a las personas. De esta forma, se busca la aceptación de las cajas-refugio por parte de la población.

En noviembre se presentará un informe con los resultados de las actuaciones realizadas y una valoración de las mismas; aunque ya en la revisión de los nidos correspondiente a la revisión del mes de julio se ha podido comprobar que 11 de las 20 cajas ya habían sido ocupadas; lo que teniendo en cuenta el poco tiempo pasado desde su colocación y la experiencia de otros lugares se considera “una buena noticia” por el especialista Juan Tomas Alcalde. “En todas había un único ejemplar salvo en dos de ellas, donde encontré dos individuos. Como están solitarios, suponemos que se trata de machos que ya están entrando en celo y empiezan a ocupar cajas-refugio esperando a las hembras. En agosto las cajas empezarán a ocuparse de harenes, y entonces tendremos grupos de un macho con varias hembras”, indica Alcalde.


<< volver