Historia

Los orígenes de Arguedas son inciertos, aunque probablemente se remonten a la Edad del Hierro, ya que en las cercanías de la localidad, se han encontrado resto de varios poblados de la Edad del Hierro.

En el cerro de Castejón se han encontrado vestigios de un poblado romano, de entre los siglos I al III. En otros puntos de la localidad, como es “El Balconico de los Moros” también se han encontrado restos romanos.

Los primeros dígitos cronológicos, hacen referencia al pasado árabe de la localidad, que sitúa a Ismael Ben Fortún al Tutili, como Wali de Tudela y Príncipe de Arguedas durante los años 856 al 860.

Durante los siguientes 200 años, se cree que hubo un castillo o alcazaba en la peña, de la que surgían unas murallas que abrazaban de forma protectora a una pequeña villa árabe de campesinos y ganaderos.

En 1084, el rey Sancho Ramírez conquista estas tierras al Al-andalus para establecer una posición cristiana junto a las villas moras de Valtierra y Tudela.

Con objeto de atraer pobladores cristianos hacia esta villa y castillo, el rey dio ciertos privilegios conocidos como “Los Fueros”.

No es de esperar grandes avatares en la vida de una pequeña villa como fue Arguedas desde la Edad Media, aunque sufrió reveses producidos por las epidemias, guerras, sequías, etc.